lunes, 24 de octubre de 2016

El juego del teléfono roto de Intress en el COA

Viñeta de El Roto publicada en El País
¡Aleluya! El pasado lunes, 17 de octubre, Intress realizó su primera jornada de formación para educadores del COA tras 382 días. Por fin, la entidad privada ha cumplido una de las peticiones de nuestro colectivo y del lógico mundo laboral. Lo surrealista era que nos culparan a nosotros de impedirlo. Suponemos que esperaban escraches a modo de Felipe González y Juan Luis Cebrián, las ínfulas de grandeza nunca sabemos qué límite tienen. Váyase a saber las argumentaciones que han dado las mentes calenturientas de Intress al IASS durante este año. Lo que está claro es que desde nuestro colectivo siempre se ha abogado por la formación, independientemente de que mantenemos la libertad individual de cada trabajador a ejercer su sacrosanto derecho de huelga. Creemos y nos alegramos de que los principales beneficiados de esta formación sean los nuevos compañeros, a quienes Intress ha lanzado a los leones en los últimos meses. Sin embargo, nuestro colectivo que es muy, pero que muy malo, además de malpensado, cree que este nuevo movimiento de Intress se suma al juego de teléfono roto que lleva realizando durante 2016 con el Gobierno de Aragón. Que viene a ser, según nuestra humilde opinión, mentir descaradamente sobre las situaciones que se están viviendo en el COA para buscar beneficio económico.

Antes de exponer nuestra opinión y argumentarla, tan sólo tocaremos unos pocos detalles de cómo se ha organizado esta jornada de formación. Pese a estar un año organizándola, ésta se comunicó el viernes 14 de octubre vía mail corporativo a las 13:00 horas a los trabajadores, similar hora a la que se colgó cartel en centro de trabajo. Genial, dos días (fin de semana) antes del curso. Este es el mundo de organización de Intress en el COA. En dicha comunicación tampoco se informaba de si este curso era para trabajadores con contrato en vigor (indefinido o eventual) o si estaba sujeto a horas de formación. En fin, lo que viene a ser una información clara, correcta y legal. Normal que luego lloren que estos malvados educadores ya les han puesto seis denuncias ante Inspección de Trabajo. Y de postre, el lugar para impartir la jornada de formación, el mismo Centro de Observación y Acogida (COA) de titularidad pública. Un ejemplo más de cómo Intress campa a sus anchas por el COA sin problema alguno. La anterior concesionaria, durante muchísimos años, jamás impartió una jornada de formación en el COA. Se gastaba su dinero, o sus acuerdos con otras entidades, para buscar un espacio ajeno donde impartirla. Pero recuerden, Intress trata de ahorrar hasta el último euro de un concurso deficitario que asumió para abrir mercado. El problema es que es a costa de todos nosotros, lo público.

Y ahora exponemos nuestra opinión sobre el objetivo útil de Intress con esta jornada de formación. Como ya dijimos en anteriores entradas, esta creencia se debe a toda la información que tenemos de la estrategia empresarial de la entidad privada catalana. Lo lógico sería que esta jornada matinal se dedicara a formar a todas aquellas personas interesadas, ojo, hecho que no ponemos en duda. Sin embargo, sabedora Intress de que ningún educador veterano de nuestro colectivo iba a acudir por secundar la huelga, estamos convencidos de que no habrá desaprovechado la oportunidad de jugar al teléfono roto con el IASS e informar de lo malvado que es nuestro colectivo.

Suponemos que no se habrán resistido en inflar ligeramente el número de asistentes al curso. ¿Por qué? Todas sus jornadas de formación suelen ser publicitadas a bombo y platillo en su perfil de Facebook, incluso con fotos de ponentes y asistentes. Curiosamente la del COA no ha sido visibilizada, aunque seguro que también ha sido un éxito. También hacemos otra predicción, no sabemos bien, si de forma disimulada o descarada, Intress no habrá desaprovechado la oportunidad de utilizar su estrategia estrella utilizada desde el pasado verano: Los nuevos educadores son víctimas de los furibundos veteranos.

Este último argumento necesitaría una entrada más extensa para aclararlo con detalle, lo haremos en cuanto podamos. Es una táctica empleada históricamente en la lógica empresarial, dividir y enfrentar a trabajadores. Claro, que para ello debe haber trabajadores dispuestos a defender a pecho descubierto las ideas de sus dueños. Y desafortunadamente, Intress ha reclutado a varios en el COA. Sinceramente, no son muchos, casi se pueden contar con los dedos de una mano. Es un porcentaje ínfimo de los numerosos compañeros nuevos que han desfilado durante este año por el COA, pero evidentemente ellos han conseguido perpetuarse gracias a su actitud cómplice con Intress. El perfil de estos pocos son la apuesta de futuro de Intress: dóciles y baratos. E insistimos, unas pocas manzanas podridas no echan a perder la elaboración de un cesto. El problema es cuando te da igual tener todo el cesto podrido porque es más barato. Y, ojo, ¿por qué no? Todos tenemos derecho a elegir ser una manzana podrida, no somos nadie para juzgar esta decisión, pero sí, al menos, para opinar sobre ella.

Y ¿por qué somos tan malpensados, conspiranoicos y malvados? Primero, por haberlo sufrido en nuestras propias carnes, y segundo, por money, money (cántese a ritmo de 'Cabaret'). Llevamos un año argumentando que Intress entró a gestionar el COA con pérdidas y ha utilizado el conflicto para enjugar este desfase económico. ¡Qué les parece suplantar a una plantilla de educadores por otra que puede cobrar unos 300/400€ menos por trabajador! ¿Tentador no? Lo que sí podemos afirmar con rotundidad es que desde hace dos años nuestro colectivo jamás ha pedido ni un mísero céntimo más para nosotros. Simplemente que educadores indefinidos y eventuales sigan cobrando el mismo dinero y trabajando las mismas horas que en el anterior concurso. Y también que los menores tengan como mínimo las mismas condiciones de atención (ya precarias) que antes de entrar Intress, salvo el profesor solicitado. ¡Ahí va, los menores! ¡Y todo el post sin citarlos! A ver, si en vez de la avaricia, la estulticia o la maldad, lo que nos mueve a a los miembros de Educadores en Lucha es la atención al menor en protección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada