sábado, 11 de febrero de 2017

Qué más da si es anciano o menor en protección si hay negocio de por medio

Viñeta de 'El Roto'


De nuevo volvemos a desvelar el modus operandi de Intress dentro del 'mercado social'. A la entidad catalana que gestiona el COA, tanto le da víctimas de violencia de género, menores en protección que ancianos. Todos ellos, los más débiles, son susceptibles de negocio. En esta ocasión exponemos el caso del geriátrico de Alaior (Menorca) de actualidad por las noticias recientes en medios de comunicación y que tratamos de visibilizar.

La historia se remonta a octubre de 2012 con esta noticia: “Alaior garantiza la continuidad de todo el personal del Geriátrico”. Aquí la alcaldesa de esta localidad justifica que “en un año es posible gestionar el centro con un ahorro sustancial” sin que ello “vaya en detrimento de la calidad del servicio ni de la pérdida de personal”. Y para ello pone de ejemplo cómo Intress presentó la liquidación de los seis primeros meses de 2012 consiguiendo reducir 30.000 euros en tres partidas: alimentación, mantenimiento y limpieza, y personal. Pero el quid de la cuestión es cuando al final de la noticia dicha alcaldesa afirma con rotundidad que en el próximo concurso para su gestión: “Se mantendrán las tres cuidadoras en el turno de mañana y de tarde y dos en el de noche”.

La siguiente noticia salta a abril de 2013: “Alaior propone adjudicar la gestión del Geriátrico a INTRESS”. Aquí se explica perfectamente lo que a nuestra opinión es una 'subasta' de servicios sociales. De esta noticia destacamos esta perla: “Según ha podido saber este diario, la rebaja económica planteada por INTRESS, con coste cero para el Ayuntamiento, surgía de un ajuste presupuestario en la partida de personal”.

Y terminamos con la máquina del tiempo con esta otra noticia también de abril de 2013: “INTRESS continuará con la gestión del Geriátrico de Alaior”. Y de aquí nos quedamos con el último párrafo: “En cuanto a las condiciones laborales del personal, la mesa señala que las dos empresas, INTRESS y Clínica Secretari Coloma plantearon reducir la aportación municipal a cero en base a un futuro proceso de modificación sustancial de las condiciones de los trabajadores”. Madre mía, no saben como nos suena a Educadores en Lucha este famoso eufemismo llamado 'modificación sustancial de las condiciones de trabajo'.

Pues esta concesión se fue prorrogando anualmente como se contemplaba en los pliegos, pero por el camino, por arte de magia, se perdió un cuidador del turno de noche. Parece que el concepto de “mantener” ratios de la alcaldesa es el de “cumplir” ratios para Intress. Ahí radica el negocio, en arañar todo lo posible a la legislación para ahorrar pasta. ¿Legal? Puede ser, pero desde luego es totalmente contrario a mantener la calidad de atención a los usuarios por mucho que te lo explique Juan Tamariz.

Sin embargo, gracias a la presión de familiares de usuarios y a la política de oposición de Junts per Lô, a partir del próximo marzo volverá la ratio de dos educadores por noche. Pero, ¡ojo a la jugada!, que se detalla muy bien en esta otra reciente noticia: “El geriátrico de Alaior refuerza el turno de noche con más personal”. Aquí se explica que el Ayuntamiento llevaba batallando más de un año por los dos cuidadores de noche, pero que al cumplirse las ratios que fija la ley no era posible. ¿Y qué ha pasado? Pues en lugar de prorrogar el concurso un año más, decidió avanzar en la posibilidad de sacarlo de nuevo a concurso. Y¡tachán! Ahora llega la magia de la ONG de Intress. Ante esta posibilidad, ha sido cuando la entidad catalana ha decidido reforzar el turno de noche. Claro y cristalino. Y si cupiera alguna duda vean otra noticia del pasado 10 de febrero en la que se explica en clave política muy bien la jugada: 'Junts per Lô: “El PP pone en un brete a Intress”'.

¡Ve consejera Broto! Para acabar con los mercaderes de lo social solo hace falta voluntad política. Que lástima que en el COA de Zaragoza, menores y educadores sigamos subidos al taburete mientras Intress toca el organillo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada